El Lobo Gris

El lobo gris, también llamado lobo común, se encontraba esparcido por todo el territorio de Norteamérica, pero la caza despiadada terminó por mermar parte de su población. Aunque actualmente ha aumentado el número de individuos gracias a las medidas impuestas para la conservación de esta especie.

Anatomía del lobo gris

El peso de un lobo gris puede ir desde los 35 Kg a los 45 Kg, sin embargo se han encontrado algunos ejemplares que alcanzaban los 90 Kg. Su longitud puede variar entre los 1,4 m y los 1,6 m. 

El color de su pelaje es básicamente una mezcla de gris y marrón con marcas faciales muy peculiares que pueden variar su color desde el blanco sólido hasta algunas combinaciones de negro. Los lobos grises lucen de alguna manera como un gran perro pastor alemán.

La cabeza y el hocico de estos lobos son estrechos en comparación con otras especies. Tampoco tienen la misma masa en los hombros. Sin embargo, a pesar de estas características, siguen siendo animales muy poderosos. No son tan rápidos como otros animales, pero tienen una resistencia que no se puede igualar.

cabeza_lobo_gris

La membranas que tienen entre cada dedo permite que el lobo común se pueda mover fácilmente independientemente del tipo de terreno en el que se encuentren. Tienen pies muy grandes, por lo que pueden cambiar la distribución de su peso, ayudándolos cuando caminan sobre la nieve a no hundirse en las áreas blandas.

Los lobos grises tienen dientes muy afilados en sus mandíbulas, y tienen un poder tan penetrante que supera tres veces el poder de un canino promedio.

Hábitat y distribución del lobo gris

Los lobos grises pueden prosperar en una gran diversidad de hábitats, desde bosques tupidos y forestas hasta pastizales y desiertos. Actualmente, los lobos tienen presencia en regiones como Alaska, el norte de Michigan, el norte de Wisconsin, el oeste de Montana, el norte de Idaho, al noroeste de Oregón y la zona de Yellowstone en Wyoming.

Desgraciadamente, el avance de los seres humanos ha reducido la extensión de su hábitat y en consecuencia el número de manadas de lobos grises, hasta el punto de desaparecer en algunos lugares donde antes habitaban. Por otro lado, los esfuerzos realizados para conservar esta especie han dado sus frutos y en la actualidad, ha aumentado la cantidad de lobos grises.

Alimentación del lobo gris

La mayoría de los expertos creen que el lobo gris ayuda a poner orden y equilibrio a los ecosistemas de los que forman parte. Son muy oportunistas cuando se trata de aquello de lo que se alimentan. Esto varía desde pequeños roedores hasta animales medianos y muy grandes. Dependiendo de la ubicación, esto puede incluir ciervos, castores y bisontes.

Cuando capturan a su presa, los lobos ingieren el alimento en grandes cantidades. Un solo ejemplar puede ingerir hasta nueve kilogramos de comida. El miembro de mayor rango en la manada es el primero en alimentarse, dejando las sobras para el resto de los miembros. Tres días después, volverán a salir en busca de nuevas presas.

Al igual que otros cachorros de lobo, éstos serán alimentados con carne regurgitada por los miembros de la manada. Eso les permite obtener la nutrición que necesitan después de que terminen de alimentarse del cuerpo de sus madres. Cuando estén listos para salir a cazar a los seis meses de edad, aprenderán cómo sobrevivir.

Reproducción del lobo gris

Necesitan una larga temporada para el apareamiento, esta puede durar desde enero hasta abril, al parecer, estos animales se aparean solo en estos meses. El apareamiento se realiza de la siguiente forma: el líder de los machos de la manada se aparea con la hembra beta, y también puede aparearse con otras hembras de la manada, lo que resulta diferente en esta especie, ya que en otras sólo se aparean con la hembra beta de la manada.

Si el apareamiento se ha llevado con éxito, en tan solo dos meses, llegará la camada de cachorros. Al nacer, los cachorros de lobo gris, son sordos y ciegos, llegando a pesar como máximo medio Kg. En general, cada loba dará a luz a una camada de entre 4 a 6 cachorros, más en algunos casos, y los dará a luz dentro de una guarida.

Cuando los jóvenes adultos alcanzan los tres años de edad deben decidir si permanecer en la manada o marchar a buscar su propio territorio. El nuevo lugar establecido puede encontrarse cerca si existen abundantes presas. En otras ocasiones, los adultos jóvenes viajarán cientos de millas hasta encontrar un territorio adecuado.

Comportamiento del lobo gris

Su aullido tan característico es utilizado para comunicarse. Un lobo solitario aúlla para atraer la atención de su manada, mientras que los aullidos en grupo son empleados para comunicarse con otras manadas rivales. Algunos de estos sonidos pueden ser contestados por otros lobos e incluso perros domésticos.

Los lobos grises son animales excesivamente territoriales, y generalmente establecen territorios más grandes de lo necesario en aras de asegurar un mayor número de alimentos. A estos animales les gusta cazar en grupo. Un lobo solitario es capaz de capturar y matar a un ciervo, pero cuando cazan en manada sus presas pueden ser más grandes, como renos y alces. Además, los lobos grises pueden alimentarse de mamíferos, aves, peces, lagartos, serpientes y frutas.

Otros artículos de nuestro blog que te pueden interesar

lobo rojo

Lobo Rojo

El nombre del lobo rojo se debe al hecho de que éstos pueden tener un pelaje de color rojizo con tonalidades de canela.

lobo ibérico en cautividad

Lobo Ibérico

La subespecie de lobo gris, conocida con el nombre de lobo ibérico (Canis lupus signatus).

lobo ártico

Lobo Ártico

El lobo ártico, también llamado lobo blanco o lobo polar, por su pelaje blanco.

Productos con lobos más vendidos en Amazon

Lobo Gris
5 (100%) 1 vote[s]